Teléfono de atención al cliente:
E-mail de atención al cliente:
info@TuLetrado.com

Ruta actual:   Consumidor   >>   Turismo y Agencias   >>   Agencias de viaje

Servicios Relacionados
Contratos Relacionados


Agencias de viaje

Interés: 8
Votaciones: 1Interés: 8
Votaciones: 1Interés: 8
Votaciones: 1Interés: 8
Votaciones: 1Interés: 8
Votaciones: 1

¿Qué debemos saber de las Agencias de viajes? Las agencias se encuentran obligadas a informar de las diferentes opciones disponibles para efectuar un desplazamiento o contratar un viaje. Cuando realicemos una consulta sobre un vuelo o hagamos una reserva a través de una agencia de viajes en la Unión Europea como usuario tenemos derecho a recibir una información neutra y precisa. Salvo que solicitemos algo diferente, la agencia de viajes ha de facilitarnos información neutra a partir del sistema informático de reservas. Así, la persona que nos atienda ha de indicarnos las diferentes opciones disponibles para efectuar el desplazamiento en el siguiente orden: vuelos sin escalas; vuelos con escalas, pero sin cambio de aeronave; vuelos de conexión y todas las tarifas existentes en las diferentes líneas aéreas, tal y como se anuncian. En consecuencia, la agencia de viajes debe mostrarnos de forma directa todos los datos que ofrece el ordenador permitiéndote contemplar la pantalla o imprimiéndote su contenido. Si reservamos directamente el billete, la agencia de viajes o la compañía aérea deberán transmitirnos toda la información disponible sobre los siguientes aspectos: 1. La identidad de la compañía que prestará realmente el servicio en el caso de que sea distinta de la compañía mencionada en el billete. 2. Los cambios de aeronave que se produzcan durante el desplazamiento, si hubiera lugar a ellos. 3. Las escalas que se realizarán durante el desplazamiento. 4. Las transferencias entre aeropuertos durante el viaje. ¿Qué derechos tenemos al contratar un viaje a través de agencia? La agencia debe devolver un porcentaje del dinero desembolsado cuando no realizamos un viaje por causas de fuerza mayor Cuando contratamos un viaje con una agencia tienes unos derechos que protegen nuestra condición de consumidor. En algunos casos, ejercitarlos exigirá que hayamos sido previsores y con anterioridad hayamos tomado algunas precauciones que nos ayudarán a solventar futuras controversias, siempre debemos: 1-. Solicitar el recibo del pago de la reserva. 2-. Guardar la publicidad del viaje ya que vincula a la agencia de viajes si tuviésemos que hacer una reclamación. 3-. La empresa no podrá repercutirnos el incremento del coste que le haya supuesto el viaje. Sin embargo, nosotros debemos de tener en cuenta que podremos pedir una devolución de dinero si los costes han sido menores. 4-. Si la agencia nos comunica un aumento importante del precio del viaje o la anulación del mismo, tendremos derecho a otros viajes de categoría superior o igual, o podremos solicitar una indemnización. Esto procederá siempre que en el contrato no aparezca una cláusula específica de los motivos por los que se puede suspender el viaje. 5-. Si renunciamos al viaje como consecuencia de los cambios efectuados por la agencia tendremos derecho a la devolución total de cualquier entrega a cuenta. 6-. En el supuesto de que no nos presentásemos a un viaje por causas de fuerza mayor tendremos derecho a un porcentaje de la devolución del precio abonado si podemos demostrar fehacientemente dicha circunstancia. 7-. Si somos nosotros los que renunciamos a realizar el viaje perderemos una parte del precio o del dinero entregado, siendo el porcentaje de perdida mayor cuanto más se acerque a la fecha de inicio del viaje. ¿Qué problemas nos podemos encontrar en los viajes combinados? La anuncios publicitarios y los catálogos informativos son vinculantes para la agencia de viajes y lo anunciado en ellos es totalmente exigible por nuestra parte. Un viaje combinado es el que está formado por dos de los tres siguientes elementos: transporte, alojamiento y otros servicios no accesorios de los anteriores. El viaje debe ofrecerse por un precio global y la prestación tiene que ser superior a las 24 horas o incluir una noche de estancia. Los problemas más habituales que se plantean en estos viajes son el hecho de que los conflictos surjan en un lugar distinto y alejado al de la contratación. Por tanto, un lugar que suele ser extraño para nosotros y que implica que tendremos que informarnos bien antes de salir de viaje de las direcciones, teléfonos y lugares útiles para poder reclamar. Otros problemas, no menos usuales, hacen referencia a los siguientes aspectos: La publicidad del viaje combinado: Esta suele ser decisiva a la hora de elegir un viaje combinado. Debemos saber que los mensajes publicitarios son vinculantes para la agencia de viajes y lo anunciado es exigible. Exactamente lo mismo puede decirse de los catálogos informativos. Los cambios que se produzcan en esta publicidad sólo nos afectarán si nos lo han comunicado por escrito y los hemos aceptado también por escrito antes de firmar el contrato. El contrato: Tiene que hacerse por escrito y debe incluir toda la información necesaria, teniendo derecho a recibir una copia como parte contratante. Como mínimo, el contrato debe contener: el destino; medios de transporte; fecha y horas de salida y llegada; tipo y categoría del alojamiento; número mínimo de personas necesario para organizar el viaje; precio; modalidades de pago; plazos para reclamar, etc... Modificaciones: Cualquier tipo de variación ha de producirse antes de la salida del viaje y han de ser aceptadas por escrito. En caso contrario, podremos decidir si resolver el contrato sin ningún tipo de penalización (pidiendo el reembolso total de lo que hayamos pagado o realizando un viaje equivalente) o bien aceptar la modificación y su repercusión en el precio. Dependiendo de cuando se produzcan las modificaciones tendrás derecho a una indemnización o no. ¿Qué incidentes nos pueden ocurrir en los viajes combinados? En caso de retraso o cancelación, debemos pedir la devolución del importe, el hospedaje y la manutención. Las compañías aéreas deben informar a los usuarios a cerca de todos los aspectos del vuelo que se vaya a realizar. La información que proporcionan las compañías en los anuncios publicitarios sobre los precios y las condiciones del vuelo se tienen que satisfacer y pudiendo reclamar si las condiciones no son las mismas que las citadas. El billete de avión es nominativo, es decir, que sólo lo puede utilizar el titular del billete. En caso de que se pierda el billete el usuario debemos acudir a la oficina donde se adquirió para que nos faciliten otro o nos devuelvan el dinero, menos alguna pequeña cantidad. Si queremos cancelar el billete, la oficina donde lo solicitamos puede cobrarnos un entre el 25% y el 50% del importe del mismo. Para terminar también existen una serie de derechos ante el retraso de vuelos, vuelos cancelados... Si nos sucede alguno de los casos citados anteriormente la compañía tiene la obligación de abonarnos los gastos por hospedaje, manutención y la devolución del importe del billete. ¿Cuál es el contenido mínimo de los folletos y del contrato de viaje? El contenido de los folletos es exigible y vinculante salvo que los cambios se te hayan comunicado por escrito o los aceptemos después de firmar el contrato. Cuando vamos a una agencia para planificar las vacaciones lo primero que debemos de tener en cuenta es que la agencia de viajes tiene la obligación de darnos un programa o folleto informativo claro y preciso sobre la oferta que hayamos solicitado. Esta oferta debe tener un contenido mínimo de que hace referencia a los siguientes aspectos: - Destinos y medios de transporte. - Duración, itinerario y calendario. - Información sobre alojamiento y manutención. - Precios y formas de pago. - Cláusulas aplicables a posibles responsabilidades, cancelaciones y otras condiciones. - Nombre y dirección del organizador. Este contenido del folleto es exigible y vinculante salvo que los cambios se hayan comunicado por escrito antes de cerrar el contrato o salvo que tú los aceptemos por escrito después de firmar el contrato. En cualquier caso, el empresario debe informar de forma fácilmente comprensible de las cláusulas del acuerdo antes de proceder a su firma. Eso sí, debemos recordar que el contrato nos vincula con el organizador o el detallista, pero no con los prestadores directos de los servicios. Formalizado el contrato por escrito, debemos exigir una copia del mismo. El contenido mínimo del contrato suscrito con la agencia es el siguiente: - Destino o destinos de viaje. - Distintos periodos y fechas de estancia. - Características y categorías de los medios de transporte. - Fechas, horas y lugares de salida y regreso. - Situación, categoría, características y homologación oficial, si existe, del alojamiento. - Número mínimo de personas exigidos para la realización del viaje, indicando la fecha límite de cancelación, que nunca podrá ser inferior a diez días antes del inicio del viaje. - Nombre y dirección del organizador, del detallista, y si procede, del asegurador. - Precio del viaje, indicando posibles revisiones e impuestos no incluidos. - Modalidades de pago, calendario y condiciones de financiación. - Solicitudes especiales realizadas por el consumidor y que hayan sido aceptadas. - Obligación del consumidor de comunicar por escrito o de forma fehaciente, los incumplimientos del contrato. - Plazo para las reclamaciones judiciales (dos años). - Plazo para exigir la confirmación de las reservas. Además, la agencia de viajes ha de facilitarnos información previa al viaje sobre horarios, escalas, enlaces y transporte, datos y teléfono de contacto con la agencia; información adecuada si el viaje es al extranjero; y la posibilidad de concertar un seguro para casos de accidente, enfermedad o muerte. ¿Qué podemos hacer ante la anulación por falta de inscripciones? Cualquier cancelación por no cubrirse el número mínimo de viajeros ha de ser comunicada con diez días de antelación. El folleto-oferta del viaje que se ha elegido es, junto con el contrato, la más clara referencia a la que debe sujetarse cualquier cliente de una agencia en caso de reclamación. Por tal razón, si en dicho dossier no se hace constar la necesidad de un determinado número de inscripciones para realizar el viaje, en el contrato tampoco podrá aparecer esta condición. Si se hiciera referencia a esta circunstancia en el documento que la agencia de viajes entrega, pero no en el folleto, en este caso habrá de tenerse en cuenta que tal cláusula carecerá de validez alguna. Lo cierto es que no basta con que la agencia exija un número mínimo de personas para realizar el viaje. Además de incluir esa condición en el contrato deberá establecerse la fecha límite para que se informe a los clientes en caso de cancelación. Por ejemplo, sería una faena que pocos días antes de la fecha de partida o, incluso el mismo día, la agencia comunicara que se ha cancelado el viaje porque, al final, no se han apuntado suficientes personas. En este sentido, tenga en cuenta que esa cancelación deberá hacerse siempre con una antelación mínima de 10 días antes de la fecha prevista de inicio del viaje.



Si le queda alguna duda Consulte a nuestros expertos.

Etiquetas relacionadas...

Abogados Cartagena, abogado Cartagena, abogadas Cartagena, abogada Cartagena, letrados Cartagena, letrado Cartagena, asesores Cartagena, asesor Cartagena, despachos Cartagena, despacho Cartagena, bufetes Cartagena, bufete Cartagena, abogacía Cartagena, servicios Cartagena, legales Cartagena, Derecho Cartagena, leyes Cartagena
Subir
Inicio  |  Nosotros  |  Contacto  |  Enlaces  |  Mapa Web  |  Política de Privacidad  |  Aviso Legal  |  Separaciones on line  |  Contratos personalizados  |  Consulte a un abogado  |  Traducciones juradas
© Copyright 2009. Bufete de Abogados María José Carrillo Sánchez. NIF: 22959510J. Calle Comedias, nº2, Planta 3 Cartagena (MURCIA)      Our English Site