Teléfono de atención al cliente:
E-mail de atención al cliente:
info@TuLetrado.com

Ruta actual:   Empresas   >>   Quiebra   >>   LAS OPERACIONES DE LA QUIEBRA

Servicios Relacionados
Contratos Relacionados


Operaciones de la quiebra

Interés: 0
Votaciones: 0Interés: 0
Votaciones: 0Interés: 0
Votaciones: 0Interés: 0
Votaciones: 0Interés: 0
Votaciones: 0

1.    Operaciones sobre el activo.

 

Una vez abierta la quiebra, los órganos de la quiebra deben ocupar, inventariar y administrar los bienes de la masa. El depositario debe limitarse a conservar los bienes. Los síndicos liquidan los bienes del quebrado para la satisfacción de los acreedores, salvo que se alcance un convenio.

La liquidación debe tener un criterio de eficiencia económica. Si hay bienes inmuebles o muebles no pertenecientes al comercio debe haber subasta pública y si son efectos de comercio, deberá intervenir un corredor de comercio.

 

2.    Operaciones sobre el pasivo.

 

Las operaciones sobre el pasivo son 3: la insinuación, el reconocimiento y la graduación de los créditos.

 

A)   La insinuación.

 

Es la solicitud de los acreedores del reconocimiento de sus derechos, presentando los originales de los créditos, que generará en la “lista de créditos”.

La falta de insinuación de un acreedor implica la pérdida de todo derecho en la quiebra.

La insinuación debe realizarse en tiempo oportuno, es decir, antes de que el comisario cierre la lista de créditos.

 

B)   El reconocimiento.

 

Es determinar qué acreedores tienen derechos en la quiebra. Los acreedores reconocidos se convierten en acreedores concurrentes. Los no reconocidos pierden todos sus derechos en la quiebra.

El reconocimiento de créditos tiene lugar por acuerdo de la junta de acreedores, aunque es impugnable ante el juez.

 

C)   La graduación.

 

Es la clasificación y jerarquización de los créditos concursales, en orden a su pago y al ejercicio de los derechos que otorguen. Se lleva a cabo en la junta de acreedores y se puede impugnar ante el juez.

La graduación se verifica dividiendo los créditos en dos secciones:

-          Los que deben satisfacerse con el producto de los bienes muebles.

-          Los que deben pagarse con el producto de los bienes inmuebles.

1.    El primer puesto en la graduación lo ocupan los créditos por salarios de los 30 últimos días de trabajo que no supere el doble del S.M.I. Se les llama superprivilegiados.

2.    Los créditos con privilegio especial, es decir, con derecho a satisfacerse con cargo a determinados bienes.

Realizadas esas operaciones, se entra en la graduación de créditos dividiéndolos en 2 secciones:

A)   En la primera sección, los que deben pagarse con bienes muebles el orden será el siguiente:

1.    Los restantes créditos salariales y los créditos a favor de la Hacienda Pública.

2.    Los acreedores singularmente privilegiados.

-          Acreedores por entierro, funeral y testamentaría.

-          Acreedores alimenticios.

-          Acreedores salariales.

-          Créditos de la seguridad social.

3.    Los acreedores privilegiados por derecho mercantil.

4.    Los privilegiados por derecho común.

5.    Los acreedores escriturarios.

6.    Los acreedores comunes por operaciones mercantiles.

7.    Los acreedores comunes por operaciones civiles.

B)   En la segunda sección, el orden será el siguiente:

1.    Los acreedores con derecho real, según la Ley Hipotecaria.

2.    Los acreedores singularmente privilegiados de conformidad con su orden.

3.    La terminación de la quiebra.

 

Tiene 2 medios de finalización: el reparto del activo y el convenio entre el deudor y acreedores.

 

A)   El reparto del activo

 

Es el modo ordinario. El Código de Comercio establece dos reglas para el reparto:

a)    Los acreedores percibirán sus créditos sin distinción de fechas, a prorrata dentro de cada clase y de conformidad con su rango. La única excepción son los acreedores hipotecarios y los escriturarios que cobrarán por el orden de fechas.

b)    La distribución del patrimonio entre los acreedores de una categoría no puede comenzar hasta que queden completamente satisfechos los acreedores de la categoría anterior.

La distribución del activo determina la terminación de la quiebra. Si la quiebra se clausura sin haber sido satisfechos todos los créditos, los acreedores conservarán acción sobre los bienes que ulteriormente adquiera o pueda adquirir el quebrado.

 

B)   El Convenio en la quiebra.

 

Es posible la finalización por acuerdo entre el deudor y la mayoría de los acreedores. El convenio lo pueden proponer tanto el quebrado como los acreedores. Debe concluirse en junta de acreedores debidamente constituida votando a favor la mitad mas uno de los asistentes, que representen las tres quintas partes del pasivo. Los acuerdos particulares son nulos. Los acreedores singularmente privilegiados, los privilegiados y los hipotecarios gozan del derecho de abstención.

Aprobado el convenio será obligatorio para el quebrado y para todos los acreedores.

Cumplido el convenio salvo pacto en contrario, las deudas quedan extinguidas. Si el quebrado incumple el convenio, se puede pedir la rescisión del mismo y la continuación de la quiebra ante el juez.




Si le queda alguna duda Consulte a nuestros expertos.

Etiquetas relacionadas...

Abogados Cartagena, abogado Cartagena, abogadas Cartagena, abogada Cartagena, letrados Cartagena, letrado Cartagena, asesores Cartagena, asesor Cartagena, despachos Cartagena, despacho Cartagena, bufetes Cartagena, bufete Cartagena, abogacía Cartagena, servicios Cartagena, legales Cartagena, Derecho Cartagena, leyes Cartagena
Subir
Inicio  |  Nosotros  |  Contacto  |  Enlaces  |  Mapa Web  |  Política de Privacidad  |  Aviso Legal  |  Separaciones on line  |  Contratos personalizados  |  Consulte a un abogado  |  Traducciones juradas
© Copyright 2009. Bufete de Abogados María José Carrillo Sánchez. NIF: 22959510J. Calle Comedias, nº2, Planta 3 Cartagena (MURCIA)      Our English Site