Teléfono de atención al cliente:
E-mail de atención al cliente:
info@TuLetrado.com

Ruta actual:   Familia   >>   Matrimonio   >>   Homosexuales

Servicios Relacionados
Contratos Relacionados


LOS MATRIMONIOS HOMOSEXUALES

Interés: 0
Votaciones: 0Interés: 0
Votaciones: 0Interés: 0
Votaciones: 0Interés: 0
Votaciones: 0Interés: 0
Votaciones: 0

LOS MATRIMONIOS HOMOSEXUALES

Hasta el pasado mes de Julio de 2005, en España el matrimonio entre parejas homosexuales ni siquiera estaba regulado, de manera que la única forma que tenía este colectivo para “formalizar” de algún modo su situación como pareja era mediante su constitución como pareja estable a través de escritura pública otorgada ante Notario.

Ante la evolución de la sociedad española y su reconocimiento y aceptación social de la convivencia como pareja entre personas del mismo sexo. El parlamento aprobó la ley 13/2005, en un intento de dar cumplimiento al derecho constitucional de contraer matrimonio en base al derecho fundamental de igualdad y no discriminación.

Ésta Ley tiene por objeto la modificación de las disposiciones contenidas en el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio, en virtud de la cual los requisitos y efectos del matrimonio serán únicos en todos los ámbitos con independencia del sexo de los contrayentes. Es decir, se equipara el matrimonio homosexual al matrimonio heterosexual a todos los efectos, como son los derechos hereditarios del viudo/a, las obligaciones entre los cónyuges, las donaciones entre cónyuges, la disolución del matrimonio y el derecho a adoptar.

Al equipararse esta institución al matrimonio entre una pareja heterosexual, para poder contraer matrimonio los cónyuges deberán reunir los mismos requisitos exigidos para aquellos:

-No pueden contraer matrimonio los menores de edad no emancipados, aunque el Juez de Primera Instancia podrá dispensar, con justa causa y a instancia de parte, este impedimento a partir de los 14 años.

-No pueden contraer matrimonio aquellos que ya estén ligados con vínculo matrimonial (que sólo queda definitivamente disuelto con el divorcio o nulidad)

-No pueden contraer matrimonio entre sí los parientes en línea recta, es decir, los padres respecto de sus descendientes, incluidos los hijos adoptados.

-Tampoco pueden contraer matrimonio entre sí los parientes colaterales hasta el tercer grado, por lo que en principio está prohibido el matrimonio entre primos-hermanos. No obstante, se puede solicitar ante el Juez de Primera Instancia la dispensa de este impedimento.

-Finalmente, no pueden contraer matrimonio entre sí los condenados como autores o cómplices de la muerte dolosa del cónyuge de cualquiera de ellos.

Sin embargo, a pesar de esta equiparación a los matrimonios heterosexuales, las parejas homosexuales sólo pueden contraer matrimonio por la vía civil, ya que la legislación eclesiástica sólo reconoce el matrimonio entre hombre y mujer; a pesar de ello, este aspecto formal no tiene mayor relevancia en el ámbito judicial, por cuanto los demás requisitos y efectos derivados del matrimonio se rigen por la legislación civil.

Queda, por tanto, excluida la forma eclesiástica para contraer matrimonio en las parejas homosexuales, y es la vía civil la única forma de celebración válida, la cual se puede celebrar:

•Ante Juez encargado del Registro Civil y ante el Alcalde del municipio donde se celebre el matrimonio o concejal en quien delegue.

•En los municipios en que no resida dicho Juez, el delegado designado Reglamentariamente.

•En caso de contraer matrimonio en el extranjero, ante el funcionario diplomático o consular encargado del Registro Civil en el extranjero. Una vez celebrado el matrimonio, el mismo será inscrito en el Registro Civil, quedando los consortes sujetos a los derechos y obligaciones que el Código Civil establece para los casados, como el deber de respeto y ayuda mutua, la igualdad ante la Ley, etc…

Una de las novedades más importantes que incorpora la reforma es la posibilidad de adopción por parte de matrimonios homosexuales, bien sea adoptando el hijo del otro cónyuge o bien sea mediante la adopción por parte de ambos cónyuges, correspondiéndoles a ambos progenitores los mismos derechos y obligaciones para con sus hijos que las parejas heterosexuales.

 




Si le queda alguna duda Consulte a nuestros expertos.

Etiquetas relacionadas...

Abogados Cartagena, abogado Cartagena, abogadas Cartagena, abogada Cartagena, letrados Cartagena, letrado Cartagena, asesores Cartagena, asesor Cartagena, despachos Cartagena, despacho Cartagena, bufetes Cartagena, bufete Cartagena, abogacía Cartagena, servicios Cartagena, legales Cartagena, Derecho Cartagena, leyes Cartagena
Subir
Inicio  |  Nosotros  |  Contacto  |  Enlaces  |  Mapa Web  |  Política de Privacidad  |  Aviso Legal  |  Separaciones on line  |  Contratos personalizados  |  Consulte a un abogado  |  Traducciones juradas
© Copyright 2009. Bufete de Abogados María José Carrillo Sánchez. NIF: 22959510J. Calle Comedias, nº2, Planta 3 Cartagena (MURCIA)      Our English Site